Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

Los locos y los niños dicen la verdad

Los locos y los niños dicen la verdad, según el dicho popular, es decir, los inocentes, los limpios de corazón, las almas cristalinas, sin doble sentido y sin intencionalidad, que es lo que da poder a la palabra, la intención es lo que hace que una palabra valga una u otra cosa, el pensamiento aplicado a ella, porque la palabra es manifestación del pensamiento y su expresión.

La intencionalidad marca, actualiza, realiza; bendiciones y maldiciones existen y están al cabo del día, porque son el pensamiento materializado. Pero no todas las personas tienen la misma fuerza, la misma energía, no transmiten igual su pensamiento en forma de energía positiva o negativa; de todas formas la energía que se manda a voluntad, con el pensamiento, vuelve al sitio del que partió. 

Debería existir una educación siquiera básica al respecto, la sociedad ganaría bastante sabiendo la trascendencia de lo que se piensa y de lo que se actúa.

Mejor solo que...

"Mejor solo que mal acompañado"

La soledad es el concepto opuesto a compañía, que se puede entender desde un punto de vista social, como ausencia de compañía, ausencia de relaciones; o emocional, ausencia de compañía, ausencia de la energía positiva que los demás puedan transmitir. En ambos casos se va del tener al no tener. Del tener a la carencia. Amistad, cariño frente a soledad, desamor de cualquier tipo.


Aunque puede ser resultado de relaciones sociales escasas o nulas, esto no tiene necesariamente por qué hacer que el hombre se sienta solo. Podemos entender la soledad como algo que se experimenta y se somatiza, algo que afecta a la persona. Mientras unos la buscan, otros la detestan. Mientras unos le sacan partido, otros se hunden en ella. Mientras para unos significa una plataforma, para otros significa un hoyo. Mientras unos se proyectan y trascienden; otros se agobian y se derrumban. Mientras para unos significa un concepto positivo puede generar angu…

La experiencia es la madre de la ciencia

Actualmente se hace caso omiso a este refrán y no será porque no es sabio.

Se están dando una generalizada discriminación al trabajador mayor de 45 años y no digamos si el trabajador supera esa edad; y si a eso se unen las modas, el problema se agrava porque tu titulación cambia de nombre o de tu titulación salen otras ramas nuevas que se hacen fuertes y lo que se demanda es la titulación con su nueva denominación; los que poseen la titulación antigua, al perecer, no tienen ya derecho a la vida. 



No se cuentan méritos en los concursos, se da preferencia a las nuevas titulaciones, se ningunea la experiencia en favor de la juventud, sin pensar que una persona que está en la mitad de los 40 tiene juventud, criterio, experiencia, sensatez y ha visto muchas cosas ya; es capaz de afrontar los problemas y decisiones profesionales con un criterio muy distinto a como lo haría una persona menor, aún con un buen CV, no hay que olvidar QUE LA EXPERIENCIA ES LA MADRE DE LA CIENCIA, es más…