Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Como Pedro por su casa

Este refrán nos habla de la comodidad con la que se encuentran algunas personas en algunas situaciones o ambientes pudiendo rayar en el atrevimiento o la impertinencia en casos en los que esta actitud no es la más adecuada.

Detrás de la cruz está el diablo

Este refrán está en sintonía con el "A Dios rogando y con el mazo dando", "no es oro todo lo que reluce", etc., para indicarnos que a veces las apariencias pueden ser engañosas y detrás de algo que creíamos hay algo que no podíamos en principio ni sospechar. Cervantes lo utiliza en El Quijote, lo que aproximadamente nos puede dar una idea de su datación u origen.


Poderoso caballero es don Dinero

Es una forma poética de hablar del poder material de la moneda de cambio que establece no solo relaciones comerciales entre los hombres sino que condiciona las relaciones en muchos aspectos, en algunos de los cuales llega a condicionar de tal modo que el dinero puede llegar a ponerse por delante del sentimiento, de la propia persona, de cualquier virtud o valor con tal de satisfacer el "interés" de alguien. Lo entrecomillo porque el interés real no es el que proporciona el vil metal.

El origen del refrán está en la lírica de Quevedo, incisivo como siempre y veráz como pocos.

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Pode…

Hacer de su capa un sayo

capa


 sayo

Hacer de su capa un sayo viene a expresarnos o definir el comportamiento de alguien que actúa con absoluta libertad, sin dar cuentas a nadie de la potestad propia, pueda o no pueda, esté comprometido o no a algo o a alguien; es reconvertir una situación en otra, convertir una capa en un sayo, pasar de tener una potestad y actuar como si se tuviera de hecho otra.

Hasta el 40 de Mayo no te quites el sayo

Refrán muy antiguo como indica la terminología empleada.

Se llamaba sayo a las túnicas holgadas, poco ceñidas o sin ceñir y a cierto tipo de casaca vasta larga abotonada que solían llevar los aldeanos en la antigüedad; se utiliza la palabra también como sinónimo de vestido.
El sayo bobo era un vestido estrecho todo él abotonado que llega hasta los pies y que usaban comúnmente los actores que hacían el papel cómico en los entremeses.
El sayo de armas era el confeccionado con tela acolchada para defender el cuerpo de los golpes y las heridas en caso de enfrentamiento.
El sayo vaquero era el que cubría todo el cuerpo y se atacaba por una abertura que tiene atrás en lo que sirve de jubón. Se utilizó mucho para los niños que lo llamaban simplemente vaquero.
El refrán viene a decirnos que por avanzado que esté Marzo y parezca que la climatología se asemeja a la estación estival, no debemos confundirnos y sí saber que a esta altura del año, el tiempo se hace voluble en ocasiones.
Acompañan a este …

Dar gato por liebre

Este refrán nace de la picaresca española que en el XVII y XVIII fue grande, como ahora, y hasta consiguió dar nombre a un tipo de novelas, la novela picaresca. Sucede que los mesoneros servían viandas de dudosa procedencia y que aliñaban para enmascarar el sabor, así si no tenían liebre o conejo cocinaban a un pobre gato y se lo servían al caminante que podía darse cuenta o no. El cambio se producía para distintos tipos de carne, también se producía en el caso de la cabretilla, lo cual fue origen de una especie de conjuro: "Si eres cabrito mantente frito; si eres gato, salta del plato", donde la palabra cabrito se utiliza inocentemente para denominar a la especie a la que se cocina. No obstante puede verse aquí distintas significaciones.

Siendo el gato y la liebre de apariencia similar, se acuñó el dicho dar gato por liebre cuando se producía el "cambiazo" que sustituía en la cocína a un animal doméstico por "una pieza de caza".

Cree el ladrón que todos son de su condición

Hay quien opina que la persona que tiene delante es poseedora de "las cualidades" que a ella misma adornan, es un mecanismo psicológico que se establece en ocasiones; la persona sublima su defecto y lo atribuye a la persona que realmente lo sufre.

El refrán habla de la maledicencia por mal pensar, en un momento en que un individuo supone que lo que es característico o propio en sus actuaciones, lo va a ser también de la persona sujeto de su atención.

A lo largo de la Historia este pensamiento se ha expresado de formas varias, ya en Roma se decía algo así como que "Es malo quien presume que los demás son malos"; a partir del siglo I, la Biblia también expresa este concepto de forma análoga diciendo que es más fácil ver el propio defecto en el otro que en sí mismo: "ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro". Es una forma de autoengaño.

Si te caes 7 veces, levántate 8

"Si te caes 7 veces, levántate 8". Llamamiento a quienes no levantan cabeza, a la perseverancia a la voluntad y al tesón necesarios que hacen falta para conquistar un objetivo determinado.

Las cuestas arriba quiero mi burro que las cuestas abajo yo me las subo

En las dificultades es cuando necesitamos ayuda especializada...

Mi burro es una fiera para el trabajo, como una liebre sube la cuesta abajo

"Mi burro es una fiera para el trabajo, como una liebre sube la cuesta abajo". No es, propiamente un refrán sino la letrilla de una canción pero me venía constantemente a la cabeza esta mañana con lo que me costaba levantarme y al ver que comenzamos septiembre y la tarea se me antoja una montaña. Buen examen MCarmen!!MCarmen Calderón Berrocal Muy bien Pilar y gracias por tu energía positiva, pero al hilo de la frase que te amrtilleaba la cabeza te voy a contar algo, parecido, que sí es un refrán, ahí va: Las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo yo me las subo"...
MCarmen Calderón Berrocalanda que...¡¡
Pilar V. Padialése, ése es el refrán que no acababa de recordar!! Gracias
MCarmen Calderón Berrocaljajajaj

Fundamentalmente viene a decir el refrán que proponías que ante las dificultades hay quienes no se crece; y hay quienes de lo evidente hacen una proeza.